Archiv para junio, 2016

Y la vida se fue en 41 segundos (IV)

imageAún recuerdo cuando tuve consciencia de mi existencia, es decir cuando pude darme cuenta que era una persona que pensaba, sentía y que sabía perfectamente quien era. Estaba parado en uno de los zaguanes de la casa grande de mi abuela mirando una puerta café de madera cuando supe que estaba allí y quien era. Es cierto, tengo también algunos recuerdos claros siendo bebe, recordando ciertos detalles que hasta hace poco mi madre se sorprendió al mencionarlos, como aquel rebozo color purpura, lo que tal vez era mi cuna o cama, y el zaguán o patio largo que seguía a lo largo de la casa vieja donde vivíamos antes de que mi padre la derrumbara para construir la nueva casa de la Gardenia. Y al recordar esos 41 años parecieran que fueron en 41 segundos y eso no quiere decir que no se hayan vivido de buena forma, al contrario han sido tan extraordinarios que vivo día a día de nuevo con mis recuerdos que procuro dejarlos plasmado en líneas de algún blog y por qué no, en un papel.  Ahora creo estar iniciando el año 1 de mi segunda etapa de vida, mis aspiraciones es de dejar un legado no tal vez para los hijos que aún no tengo pero si para la familia y la gente que me rodea. Ahora preparo lo que puede ser la tranquilidad económica para mi futuro, dejar la dependencia como empleado y pensar en ser un empleador, que mi proyecto de vida lo defina yo mismo, con mis alcances, cualidades y posibilidades. Tal vez ya se fueron esos 41 segundos con los que trato de ver pasar mi vida rápidamente pero insisto que esos hermosos recuerdos siguen aquí en mi mente. Ahí te tengo si, como parte de mis grandes recuerdos.