Los Tuneles Secretos del Santuario de Guadalupe

Santuario de GuadalupeHablar de Los tuneles secretos del Santuario de Guadalupe estoy seguro que lo primero que puede venirse a la mente son los túneles de Guanajuato, que son parte de nuestro patrimonio cultural del bello estado. Pero en esta ocasión voy hablar de otro tipos de túneles; tal vez en nuestros días de escuela recordemos nuestras clases de historia que posterior a la revolución hubo una guerra civil llamada ‘Guerra Cristera’.

La zona del bajío ha sido una de las zonas con una mayor población católica y con valores muy arraigados; entonces para el año de 1924 el presidente Plutarco Elías Calles inició una serie de medidas contra la Iglesia Católica: No reconocía personalidad jurídica a las iglesias; se prohibía el culto externo, como las procesiones; no se reconocían derechos políticos a los sacerdotes; se establecían mecanismos para abrir templos al culto y delimitar el número de sacerdotes y se prohibía oficiar misa a los extranjeros, entre otras cosas.

¿Bueno, y toda esta historia qué? Pues resulta que la iglesia católica comenzó a buscar formas de poder realizar misas y demás actividades sin que fueran aprendidos por el gobierno y construyeron túneles subterráneos para comunicar las iglesias.

Historias de un Chaman ( Parte 7: Doña Chepa )

Aldama GuanajuatoUn sábado por la mañana decidí desviar mi ruta por la carretera, bajando la gran S veía el señalamiento hacia Aldama y era tentador regresar aquel lugar por el cual visité en varias ocasiones cuando era niño. También era esbozar una sonrisa al recordar las bromas de mi tío Raúl que el puente de la carretera había sido construido por Paty porque fue postulada como presidente municipal de ese pueblo en aquel entonces.

Historias de un Chaman (Parte 6: Los Martires)

Martines de León GuanajuatoYa llevaba 8 meses de constantes viajes internos a mi adolescencia, llegada la noche y conforme cerraba los ojos iniciaban mis ejercicios sobre control de Sueños y por ende el Renacimiento.

La situación de Querétaro continuaba inestable así que concluyeron mi contrato laboral y me dieron un plazo 30 días para entregar mi puesto (¿A quien? A nadie, ya que no se contrataría personal por la quiebra de la compañía) sería un tiempo razonable para encontrar otra opción de empleo.

Era aproximadamente las 1:30pm y estaba listo para salir a comer, me preparaba para ello pero continuaba con la ardua labor de entregar aunque archivar, ordenar, y guardar documentación era ahora mi actividad, esto no me generaba stress y descontento.

Melancolia

Melancolía

Melancolía

Hace un par de días estuve leyendo el blog de una amiga que publicó un post llamado Efemérides, donde hacia una remembranza sobre una fecha en especial cuando ocurrieron importantes acontecimientos de su vida.

El pasado 12 de Diciembre decidí ir a dar gracias por lo acontecido en este 2009, y como tal me encamine al Santuario de Guadalupe. Sabía que estaría llena la calle y los alrededores al templo por lo que decidí dejar mi coche en un estacionamiento frente a mi antigua secundaria ET1.

Historia de un Chaman (Parte 5: El Renacimiento)

El Renacimiento

El 9 de Mayo de 2017 eran ya las últimas semanas de trabajo en Querétaro, después del secuestro que había sufrido el presidente de la compañía mi situación era incierta. El rumbo de la empresa estaba a cargo de su esposa quien no daba una con las negociaciones del gobierno del estado, así como los posibles inversionistas Pakistaníes que deseaban instalar la planta de automóviles en la ciudad de Silao, donde se encontraba la vieja planta abandonada de General Motors.

Había pasado ya casi dos semanas desde el último ataque del ERB (Ejercito Revolucionario del Bajío) al palacio de gobierno en la Plaza de los Perros. Después de comer en la fonda de Doña Rosita era mi costumbre bajar a las tienditas cercanas a comprar un dulce como postre o bien un cigarro suelto para degustar la comida.

Historia de un Chaman (Parte 4: Sueños)

SueñosTodavía no era de mañana y escuchaba un golpeteo constante que hizo que despertara somnoliento. Algunas veces trataba de ubicar el sonido pero sabía que todavía estaba muy dormido para ubicarlo. La molestia de haberme quitado el sueño, me dio a la tediosa tarea de levantarme y buscar el ruido, como la molesta decisión de levantarse a matar un mosquito que está zumbando por tu oreja toda la noche.

Me dirigí al cuarto de mis hermanas donde su ventana daba a la calle y cual fuera mi sorpresa estar cara a cara en la ventana con el hermano Gaeta, con una sonrisa de de oreja a oreja. Di un salto hacia atrás y mi corazón comenzó a palpitar rápidamente por la impresión de ver alguien suspendido varios metros, ya que la habitación estaba en un segundo piso.

Publicidad Mobile