Juego de niños: Night of the living dead (1968)

Night of the living dead (1968)Johnny (Streiner) tiene un mal día: se ve obligado a acompañar a su hermana Barbara (O’Dea) a visitar la tumba de su padre, aunque él ni siquiera lo recuerda. Comienza a bromear, diciendo en voz supulcral: -¡Vienen por ti, Bárbara! ¡Vienen por ti!- mientras se mueve rígidamente hacia la chica, reviviendo un juego al que ambos jugaban en el cementerio cuando eran niños. Los hermanos tienen un estado mental muy diferente: él ha superado los miedos normales de la niñez, pero Bárbara se toma aquellas bromas muy en serio y tiene miedo de lo mismo que le asustaba cuando era pequeña. Cree que las cosas inanimadas pueden cobrar vida de repente, pese a las apariencias. Ella es la que todavía no hay crecido. ¿No se supone que las películas de terror juegan con nuestros miedos?

¿Por qué es clave? Porque es una de las frases mas famosas y trilladas del cine de terror.

Obviamente, sus creencias pueden explicar el estado de choque en el que el personaje permanecerá durante la mayor parte del filme. La broma pesada de Johnny también tiene un trasfondo irónico, ya que anuncia lo que va a ocurrirles muy pronto y, aunque “la noche de los muertos vivientes” logró que el género de terror entrara en su era moderna, también adelantó la tendencia, en largometrajes de terror mucho más recientes, hacia un uso continuo de la reflexión. Mas de veinte años después, el mismo Romero recordará este momento en “Los ojos del diablo (1990)” cuando un personaje muerto viviente declara: -¡Vienen por tí, Jessica!-. Por desgracia, con mucho menos efecto.

Tags: , , , , , , , , , , ,

Trackback from your site.

wichosaenz

Cinefilo y amante del buen Blues, armoniquista frustado más sucio que Junnior Wells. Pago mi renta con un poco de blues, ¿alcanzará para las entradas al cine?

Comments (1)

Leave a comment

Guardar mi nombre, correo electrónico y sitio web en este navegador para la próxima vez que haga un comentario.