La magia de escuchar discos completos de inicio a fin

Dark Side of the MoonEn algún foro del diario de El universal se discutía sobre la confusión entre un disco Opera, Temático o Conceptual, lo que si me queda claro es que la Real Academia Española define como ópera: “Obra teatral cuyo texto se canta, total o parcialmente, con acompañamiento de orquesta”, entonces seria muy presuntuoso de mi parte poder clasificar los discos de acuerdo al texto anterior por mi reducido nivel de manejo de otros idiomas. Lo que si es que puedo decirles que la experiencia de ciertos discos es agradable escucharlos de principio a fin y que el idioma o las letras son rebasadas por la música misma.

My Sassy Girl (2001)

My Sassy GirlHoy quiero recomendar una de las películas más importantes para mí en los últimos años, por el valor personal y cariño que tengo a ésta película. La manera de cómo llegó ésta película a mis manos fue una maravillosa coincidencia y estoy eternamente agradecido a un amigo (Chuy) que me pidió que lo ayudara a encontrarla, ya que me llamo la curiosidad su gran interés y termine viéndola por completo.

My Sassy Girl es una película Koreana del género romántico, muy diferente al romanticismo de nuestra cultura occidental,

El Vagabundo (1953)

El VagabundoHace varios días leí un articulo en el EmpireOnline sobre personajes de cine que han influido en las películas con temáticas de la Navidad, que ha marcado a muchas personas para estas fechas. De hecho existen tradiciones principalmente en la unión americana que se reúnen en torno a la noche buena a disfrutar en familia de esos filmes con temáticas navideña, desafortunadamente aquí solo es emborracharse y poner una sinfonóla a todo volumen con canciones de Joan Sebastian, Vicente Fernandez o por un personaje tan mencionado que ni siquiera conozco Julion Alvarez. Para mí, tanto la noche previa como el día 25 de diciembre poder disfrutar de un día completo de televisión viendo películas navideñas y retozando como vaca en el sillón comiendo del recalentado y ver continuamente película tras película.

Ése Trío de directores del Cine de Oro

El Rey del Barrio Cuando se habla de la famosa época del Cine de Oro en México es traer a la cabeza aquellos actores y artistas que llenaban las taquillas y salas de cine pero principalmente el por qué de cualquier mexicano promedio se sentía identificado o aspiraba a sus historias llevadas a la pantalla grande. Estrellas como David Silva, Pedro Infante y German Valdez Tin Tan son lo que ahora conocemos como los grandes iconos de la cultura mexicana aunque no hubiese sido posible por la persona que estuvo atrás de cada uno de ellos para crearles esa personalidad característica. Hablar de Alejandro Galindo, Ismael Rodriguez y Gilberto Martinez Solares es sabido por pocos pero tal vez no para muchos, que son los responsables y dieron esas pinceladas y matiz de ésta gran época del Cine en México. Ése Trío de directores del Cine de Oro quienes con sus grandes películas abarrotaban las salas de cine todos los fines de semana, más que seguir los cánones establecidos para el séptimo arte, sus historias, argumentos, dirección y el grupo de actores que conformaban lograron proyectar la visión de cada uno de ellos.

La cabeza en la cama: The Godfather

La cabeza en la cama: The Godfather (1972)Jack Woltz (Marley), un productor de Hollywood, no quiere darle al cantante Johnny Fontane (Al Marino) un papel principal en una película bélica que va a rodarse -Dile a tu jefe, sea quien sea- le dice al consigliori de Don Corleone, Tom Hagen (Robert Duval), -que ese cerdo de Johnny Fontane nunca trabajará conmigo y que yo no me bajo los pantalones por muchos italianos que vengan hacerme una puñeta-. Woltz se despierta en su cama con las sabanas de seda manchadas de sangre y descubre sobre el colchón la cabeza de su amado caballo de carreras, Khartoum. Como era fácil de imaginar, Johnny Fontane consigue el papel.